Psicólogos desconocidos, parte III ¿Algún Psicólogo en la Sala?

En la entrada de hoy retomaremos una serie de artículos que habíamos comenzado hace ya algún tiempo: Psicólogos desconocidos, un pequeño espacio de nuestro blog dedicado a reivindicar la importancia de la Psicología en sus diversas ramas, más allá de la clínica y de los recursos humanos. Ya os habíamos hablado de los psicólogos educativos y de los psicólogos de emergencias, y hoy queremos informaros acerca de la existencia de otro colectivo que quizá os suene más que los otros. Nos referimos a los psicólogos y psicólogas que trabajan en el campo de la orientación profesional.

Para comenzar, intentaremos hacer una definición comprensible del término orientación profesional:

“Proceso mediante el cual se ayuda a una persona a desarrollar y aceptar una imagen completa y adecuada de sí misma y de su papel en el mundo laboral, a poner a prueba ese concepto frente a la realidad cotidiana y a convertirlo en una realidad para su satisfacción personal y para el beneficio de la sociedad.” (Super, 1951)

Básicamente, esta definición describe un campo de trabajo enfocado en la persona que acude al servicio de orientación: ella, y solo ella, es dueña de su proyecto vital y profesional, y hay que tenerlo en cuenta a la hora de iniciar una intervención orientadora.

Supongo que a raíz de esto os surgen diversas preguntas. A continuación intentaré resolver las cuestiones que considero más relevantes, pero si tenéis alguna otra duda, comentario o sugerencia, ¡no dudéis en dejarnos un comentario!

¿A qué se dedica un orientador profesional?

El orientador profesional se dedica a ayudar a las personas a construir y llevar a cabo un proyecto profesional adecuado a sus características. Para ello, proporciona información acerca del mercado laboral y de oportunidades de formación, pide a la persona que defina sus objetivos y metas profesionales, motiva al sujeto a alcanzar dichas metas, y proporciona ayuda en cuestiones prácticas como ensayar entrevistas de trabajo, elegir y cumplimentar un currículum, postularse para ofertas de empleo…

¿Cuáles son sus funciones principales?

Entre las funciones principales de un psicólogo orientador profesional se encuentran:

-Proporcionar información acerca del mercado laboral

-Proporcionar información acerca de itinerarios formativos acordes a la persona

-Proporcionar un trato igualitario sin importar cuestiones de género, orientación sexual, raza, edad, religión…

-Practicar la escucha activa y asegurarse de que es la persona orientada quien toma las decisiones principales

Informar acerca de ofertas de empleo adecuadas al perfil del orientado

Formar a la persona orientada en búsqueda activa de empleo adecuada a las nuevas tecnologías

Formar a la persona para presentar su candidatura ante empresas

Formar a la persona para que pueda realizar un CV de impacto y acorde a su perfil profesional

Formar a la persona para resultar atractiva en entrevistas de trabajo

Ayudar a la persona a delimitar sus objetivos profesionales y establecer metas a corto, medio y largo plazo

Formar junto a la persona un proyecto profesional personalizado, que encaje en el proyecto vital del orientado

 

¿Dónde podemos encontrarlos?

Lo más común es encontrar orientadores profesionales en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), así como en asociaciones y entidades sin ánimo de lucro dedicadas a la formación y orientación profesional. Este tipo de entidades están generalmente orientadas a un perfil concreto (personas con discapacidad, parados de larga duración, jóvenes, personas en riesgo de exclusión…).

No obstante, también podemos encontrar orientadores profesionales dentro de las empresas, aunque esto es menos corriente. Generalmente ubicados dentro del departamento de Recursos Humanos, sus funciones principales pasarían por asegurar que el personal de la empresa desarrolla su potencial y sus capacidades dentro de la misma, reduciendo el absentismo y la rotación de personal a la vez que mejora el bienestar subjetivo de la plantilla.

 

¿Por qué son importantes?

La formación y el apoyo a la hora de establecer nuestros primeros pasos en el mundo laboral, o en momentos de transición, ayuda a las personas a evitar la desmotivación y la deriva, al llevar a cabo acciones planificadas y generalmente mejor fundamentadas.

En tiempos de crisis económica como la actual, en los que el ambiente referente al mundo laboral es bastante descorazonador, tener a alguien a quien recurrir, que nos ayude a enfocar nuestras acciones y a mantenernos en activo, y que además nos proporcione información de primera mano acerca de oportunidades laborales y de formación, supone una inyección de motivación extra muy necesaria.

 

Espero haberos acercado más al mundo de la orientación profesional. ¡Gracias por leernos!

Sé el primero en comentar

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.