Psicólogos desconocidos, parte II: ¿Algún Psicólogo en la Sala?

SAMSUNG

En la primera parte de esta serie de artículos os hablábamos del papel desconocido de los psicólogos educativos. Los psicólogos sobre los que trata esta nueva entrada quizá sean más conocidos, pero sí existe un gran desconocimiento acerca de la labor concreta que llevan a cabo.

Seguramente habréis visto muchas veces en la televisión que, cuando acontece algún suceso crítico, ya sea un desastre natural, un atentado o cualquier otro tipo de catástrofe, hablan del papel crucial que juegan los servicios de emergencia. Cuando pensamos en ellos, probablemente nos vengan a la cabeza bomberos, técnicos de asistencia sanitaria, policía e incluso fuerzas armadas. Lo que no se nos suele pasar por la mente, sin embargo, son los psicólogos de emergencias.

El profesional de la Psicología que atiende las necesidades psicológicas básicas y más acuciantes de la o las personas afectadas por cualquier tipo de incidente crítico, es conocido como psicólogo de emergencias o psicólogo de intervención en catástrofes y emergencias. Es decir, son los encargados de proporcionar el primer apoyo psicológico que recibe la víctima de algún tipo de desastre, lo cual, como veremos más adelante, es una labor crucial.

Pero, ¿qué hacen exactamente los psicólogos que intervienen en incidentes críticos? Pues bien, en primer lugar se encargan de que las víctimas tengan cubiertas sus necesidades básicas, tales como refugio lejos del lugar del incidente, comida, bebida, etcétera. También se ocupan de proporcionar información tanto a víctimas como a familiares. Esta labor es crucial para satisfacer las demandas de los afectados, reducir la incertidumbre y evitar problemas derivados de la falta de información. Cabe señalar que ésta no debe darse a la ligera: ha de ser veraz, estar acorde con el nivel de la persona que la recibe, ser clara y repetida para que sea entendida correctamente. De no ser así, podrían causarse daños todavía mayores que los provocados por la desinformación.

Por supuesto, también proporcionan apoyo psicológico. Existen ciertas técnicas específicas para ser puestas en marcha en situaciones de emergencia, que ayudan a la persona a integrar con mayor facilidad el suceso, el cual puede haber supuesto pérdidas tanto materiales como de vidas humanas, e intentan que la persona sea capaz de volver a funcionar con normalidad y tenga una recuperación psicológica más llevadera. Algunas situaciones críticas pueden provocar trastornos psicológicos (como por ejemplo el trastorno por estrés agudo y el trastorno por estrés postraumático). La aplicación de estos primeros auxilios psicológicos actúa como factor protector ante dichos trastornos.

En resumen, la función del psicólogo de emergencias puede condensarse en una frase: movilizar y coordinar los recursos que poseen la sociedad, la comunidad y los propios afectados para minimizar el impacto psicológico de los acontecimientos traumáticos. Pero, desgraciadamente, por mucho que se pueda resumir, esta labor no es fácil: exige a los profesionales gran fortaleza y aguante, tanto físico como mental y emocional. Por ello, tal y como el bombero se protege del fuego, ellos han de protegerse del impacto emocional de estos sucesos; para eso, cuentan con un amplio abanico de técnicas diseñadas específicamente para cumplir esta labor.

La próxima vez que veáis en las noticias a los equipos de emergencia que actúan en catástrofes, recordad: ahí también hay psicólogos. ¡Si es que estamos en todas partes!

Enlaces de interés:

·Página web del GIPCE (Grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Emerxencias), dentro del Colegio Oficial de Psicología de Galicia.

·Página web de la Unidad de Crisis de Barcelona.

 

 

1 Trackback / Pingback

  1. Psicólogos desconocidos, parte III ¿Algún Psicólogo en la Sala? – ¿Algún psicólogo en la sala?

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.