La magdalena de Proust: ¿Algún Psicólogo en la Sala?

Esta expresión hace referencia a la obra En busca del tiempo perdido del escritor francés Marcel Proust (1871-1922). Échale un ojo al pasaje:

“En el mismo instante en que ese sorbo de té mezclado con sabor a pastel tocó mi paladar… el recuerdo se hizo presente… Era el mismo sabor de aquella magdalena que mi tía me daba los sábados por la mañana. Tan pronto como reconocí los sabores de aquella magdalena… apareció la casa gris y su fachada, y con la casa la ciudad, la plaza a la que se me enviaba antes del mediodía, las calles…”

¿Alguna vez te has acordado de alguien al oler un perfume?

Si la respuesta es afirmativa, te contaré algo: tu cerebro ha asociado una experiencia sensorial a un recuerdo.

Esto ocurre porque existe una conexión entre áreas cerebrales que procesan olores y sabores con aquellas que procesan reacciones emocionales. Así, percepción sensorial, emoción y recuerdo quedan “vinculados” en un mismo lugar.

El gusto y el olfato son, de los cinco sentidos, los menos entrenados en el ser humano. Esto hace que, de algún modo, operen a espaldas de nuestra experiencia consciente. Pero ojo, funcionan ¡y muy bien!

Te contaré algo más: ¿conoces una tienda de ropa dependiente de uno de los mayores distribuidores de moda en el mundo que se caracteriza por un fuerte aroma que puede percibirse incluso desde fuera del local?

Si la respuesta es no: ¡Enhorabuena, eres un superviviente del sistema! Pero si sabes bien de lo que te hablo, piensa con qué facilidad tu cerebro sabe antes que tú que estás cerca de una de estas tiendas.

¿Quién diría que acabaríamos hablando de literatura, psicología y marketing hoy?

 

Sobre Carolina (Algún Psicólogo en la Sala) 31 Artículos
Psicóloga y Educadora Infantil. A mí sí cuéntame cuentos Cofundadora, administadora y creadora de contenido web en www.algunpsicologoenlasala.es

Sé el primero en comentar

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.