Dislexia: 5 cuestiones clave ¿Algún Psicólogo en la Sala?

Hoy, día 5 de octubre, se celebra el Día Europeo de la Dislexia, dedicado a informar a la población acerca de ella, para que las personas afectadas puedan detectarla y recibir atención al respecto.

Esta labor divulgativa es realmente necesaria, ya que por desgracia la población general no suele tener demasiada información al respecto, lo cual dificulta su detección y la puesta en marcha de estrategias que puedan paliar sus efectos negativos.

Desde Algún Psicólogo en la Sala queremos unirnos a las actividades programadas para este día, en la medida de nuestras posibilidades. Por eso, se nos ha ocurrido hablar sobre 5 cuestiones acerca de la dislexia que puedan despejar dudas y prejuicios, para ayudar a entenderla mejor.

 

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es una dificultad en el aprendizaje de la lectoescritura, persistente y específica, que se da en personas que no presentan ningún otro tipo de dificultad (física, psíquica, sociocultural…), cuyo origen puede ser neurológico. Básicamente, suele detectarse en la infancia, por aparecer problemas en la escuela, relacionados con la adquisición de la lectura y la escritura, aunque perfectamente puede pasar desapercibida hasta la edad adulta.

 

¿Es la dislexia una enfermedad?

Técnicamente no; lo más habitual es que se la denomine “trastorno” o “dificultad”. Normalmente nos referimos a ella como “dificultad específica del aprendizaje”. En el DSM-V aparece catalogada  dentro de los trastornos del neurodesarrollo, como “Trastorno específico del aprendizaje”. En la CIE-10, aparece dentro de los trastornos del desarrollo psicológico, en la categoría “trastornos específicos del aprendizaje escolar”.

 

¿Tiene cura?

Al no ser una enfermedad, no podemos decir que la dislexia tenga “cura”, ya que es producto (o eso se cree al menos) de alteraciones en el desarrollo neurológico, y por lo tanto es algo permanente. No obstante, sí que existen estrategias que la persona con dislexia puede aprender, para reducir sus dificultades ante las actividades cotidianas como la lectoescritura, que le presentan alguna dificultad.

 

¿La dislexia es hereditaria?

Puede serlo, lo cual no significa que lo sea siempre. Al tener un componente neurológico, tiene base genética, por lo que si nosotros somos personas con dislexia puede que nuestros hijos también la tengan. Pero, lo subrayamos, no es una certeza.

 

¿Hay señales de alarma? ¿Qué debo hacer ante ellas?

Como suele suceder con los trastornos del desarrollo, hay ciertos signos, o “señales de alarma” ante las que podemos reaccionar:

-Dificultades en la lectoescritura: confusión de letras, cambio de posición u omisión de letras, sílabas o palabras, lectura sin comprensión, escritura con mucha presión sobre el papel…

-Dificultades con las matemáticas: contar con los dedos, invertir el orden en las operaciones, confusión de números…

-Problemas de coordinación: cierta torpeza en tareas que requieren motricidad, problemas con la lateralidad (confundir derecha e izquierda)…

-Gran capacidad de observación y memoria visual

-Gran creatividad

-Perfeccionismo

-Frustración ante las dificultades antes nombradas

 

Obviamente, aunque se den algunos de estos signos puede que no tengamos dislexia. Ante la duda, lo mejor es consultar con un profesional (psicólogo, psicopedagogo, especialista en neuropsicología…), que realice una evaluación y confirme o refute nuestras sospechas.

Cabe señalar además que la dislexia y sus dificultades asociadas pueden afectar al desarrollo psicológico y emocional. El niño con dislexia puede sentirse “inútil”, “incapaz de aprender”… o lo que es peor, pueden hacérselo creer, culpándole a él (su vagancia, ineptitud, pasotismo…) de sus dificultades. Por ello, es necesario que, tanto padres como docentes y profesionales de la enseñanza estén alerta ante estas señales, para intentar paliar los efectos negativos que puede tener la dislexia en las personas (de los cuales la mayoría son paliables, y otros directamente derivan del desconocimiento de esta condición).

 

Enlaces de interés:

Dislexia- Integratek

Detección de la dislexia- Integratek

La dislexia- DISFAM

FEDIS- Federación Española de Dislexia y otras DEA

1 Comentario

  1. Efectivamente…trabajo con dos logopedas, y muchos de los niños que presentan dislexia suelen acarrear problemas emocionales provocados por esas dificultades. Como en tantas ocasiones, es fundamental la intervención multidisciplinar en muchos de los casos.

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.