Cómo diseñar una idea de negocio: el Business Model Canvas (BMC) ¿Algún Psicólogo en la Sala?

A la hora de emprender un negocio propio hay muchas decisiones que tomar. La sola decisión de convertirse en emprendedor ya es un gran paso que nos carga con infinidad de responsabilidades pero también de libertad. Resulta de gran importancia para el emprendedor el diseño y planificación de su idea de negocio inicial, ya que de ello dependerá en gran medida el éxito o el fracaso de la idea, y por tanto de la empresa. Este proceso de diseño y validación es una tarea ardua y difícil para la que no todo el mundo está debidamente formado y preparado. ¡Pero no hay de qué preocuparse! Existen herramientas que nos pueden ayudar, haciendo esta tarea más intuitiva y llevadera.

 

Una de estas herramientas es la que queremos presentaros en el artículo de hoy: se trata del Business Model Canvas, Lienzo de Modelo de Negocio o BMC. Básicamente, se trata de un procedimiento para estandarizar la idea de negocio inicial del emprendedor, esto es, descomponerla en elementos que podamos analizar debidamente, para poder así convertirla en un proyecto de negocio que salga adelante resultando exitoso y viable. 

 

En el BMC se incluyen nueve aspectos fundamentales para toda idea de negocio, los cuales se presentan de manera visualmente atractiva en una tabla, que el emprendedor debe completar, haciendo que la información figure de manera explícita, además de estar organizada y fácilmente accesible. Esto sirve no sólo para que el emprendedor o sus asesores puedan trabajar sobre la idea, sino incluso para presentarla a potenciales clientes o inversores.

 

A continuación describiremos brevemente los 9 aspectos fundamentales que aparecen reflejados en un buen BMC:

  1. CLIENTES: consiste en especificar qué segmento de la población será nuestro objetivo o target. Al contrario de lo que pueda parecer, es preferible centrarse en un target reducido aunque bien definido, que intentar abarcar a demasiados sectores de la población. La especialización nos permitirá diferenciarnos de la competencia y fidelizar a los clientes más fácilmente.
  2. PROPUESTA DE VALOR: en este apartado debemos explicitar el motivo por el cual creemos que los clientes se decantarán por nuestro producto o servicio por encima del de la competencia. Se trata de diferenciarnos de las demás alternativas existentes en el mercado, ofreciendo algo innovador. Esto nos servirá para diseñar una estrategia publicitaria efectiva.
  3. CANALES: aquí debemos incluir cómo queremos llegar hasta nuestros potenciales clientes. Debemos pensar cómo captaremos a nuestros clientes, pero también cómo los mantendremos, y cómo nos implicaremos en la atención al cliente y el servicio postventa. Contemplaremos aspectos relativos a la estrategia publicitaria.
  4. RELACIÓN CON EL CLIENTE: intrínsecamente relacionado con el punto anterior, aquí debemos reflejar todos aquellos aspectos que queremos que definan nuestra relación con el cliente. Hoy en día, es preferible apostar por una relación cercana y sincera, por ejemplo aprovechando las ventajas que nos ofrece Internet. Esto dará al cliente una sensación de preocupación por sus necesidades, que hará que valore nuestra marca de manera positiva.
  5. SOCIOS CLAVE: en este apartado debemos mencionar todas aquellas empresas o entidades que resultarán beneficiosas para nuestro proyecto, o incluso serán necesarias para su puesta en marcha. Mediante procedimientos como la asociación, la subcontratación, el partnership… podemos delegar tareas menores para focalizar nuestra atención en los aspectos clave del proyecto.
  6. ACTIVIDADES: en este punto debemos desglosar todas las tareas que necesita la empresa para funcionar correctamente. Detectando las necesidades clave podemos realizar un mejor diseño del equipo de profesionales que necesitaremos.
  7. RECURSOS: este apartado nos ayuda a desgranar los recursos (materiales, financieros, de tiempo, humanos…) necesarios para poner en marcha la idea de negocio, lo cual nos resultará de suma importancia a la hora de planificar su obtención.
  8. COSTES: se trata de desglosar todos los costes derivados de la puesta en marcha del proyecto, además de aquellos costes fijos que tendrá que soportar la empresa. Esto nos ayuda a conocer los límites de gasto que debemos fijar, para evitar posteriores inconvenientes que pueden costarle la vida a nuestro negocio.
  9. INGRESOS: aquí debemos prever los ingresos que obtendremos con la puesta en marcha de nuestra idea. Esto nos permite conocer el potencial de la idea, además de poder planificar en qué invertiremos dichos ingresos. También nos sirve para poder ofrecer una imagen favorable a potenciales clientes o inversores a los que presentemos nuestro proyecto.

 

Aunque en Internet podemos encontrar multitud de ejemplos de BMC, además de plantillas para utilizarlas nosotros mismos, es conveniente que todo el proceso de planificación y puesta en marcha de la empresa esté supervisado por algún tipo de asesor externo, sobre todo si somos primerizos. Un punto de vista externo e imparcial siempre nos beneficiará, ya que podrá aportar ideas diferentes, además de señalar inconvenientes en los que no habíamos reparado antes.

 

Desde la Orientación Laboral es importante conocer este tipo de herramientas, además de poseer cierta experiencia en el ámbito empresarial, para así poder ayudar de forma efectiva a aquellos emprendedores que acudan a nosotros en busca de apoyo y asesoramiento.

 

ENLACES DE INTERÉS:

STRATEGYZER: explicación y plantillas de BMC (en inglés)

EMPRENDERALIA: información detallada sobre BMC

JAVIER MEGIAS: información y plantilla BMC (con ejemplos)

Sé el primero en comentar

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.