Cómo afrontar preguntas controvertidas en entrevistas de trabajo ¿Algún Psicólogo en la Sala?

Anteriormente ya hemos dedicado algún artículo a la búsqueda de empleo y a las entrevistas de trabajo. Os hemos dado consejos generales para la búsqueda de empleo, y también recomendaciones acerca de cómo afrontar las dinámicas de grupo que a veces nos plantean en los procesos de selección de personal. Pero en el artículo de hoy queremos ir un paso más allá, centrando nuestra atención en las preguntas que nos pueden realizar, las cuales no siempre son fáciles de responder. De hecho, muchas veces las preguntas que nos pueden hacer en una entrevista son controvertidas o incluso comprometedoras en algún sentido. Sin entrar a valorar qué tipo de preguntas son éticas o no, puesto que hoy en día este tema daría para un artículo muy extenso, lo que queremos conseguir es proporcionaros una serie de consejos o reglas generales para que podáis salir del paso, y afrontar con algo más de confianza esa entrevista que os pone tan nerviosos. Porque, seamos sinceros, ¡todos nos hemos puesto nerviosos alguna vez ante la perspectiva de una entrevista!

A continuación, expondremos temáticas o preguntas que pueden ser controvertidas, con los correspondientes consejos al respecto. ¡Esperamos que os sea de ayuda! Empezamos:

 

  • ¿Cuáles son tus defectos?: esta pregunta puede parecer inocente, pero tiene más miga de lo que pensamos en un principio. Al preguntar por los defectos de la persona, el entrevistador espera sinceridad, pero tampoco demasiada. Es decir, ante esta pregunta no podemos contestar que somos despistados, que perdemos cosas o que somos impuntuales sin más. Pero ojo, tampoco se trata de decir que no tenemos defectos, porque eso no hay quien se lo crea. La clave aquí está en el equilibrio, y en el punto de vista positivo. Podemos ser sinceros y expresar nuestros defectos, pero especificando siempre las estrategias que poseemos para intentar mitigarlos. En lugar de decir que soy, por poner un ejemplo, olvidadiza, diré que como tiendo a olvidar algunas cosas, he desarrollado métodos de planificación eficaces que evitan que se me pasen cosas importantes. Por ejemplo, que hago listas, que llevo una agenda siempre conmigo para anotar todas las reuniones y plazos…
  • ¿Dónde te ves de aquí a 2/5/10/… años?: normalmente esta pregunta la realizan por varios motivos, entre los cuales destacan conocer las expectativas y el proyecto profesional y vital de la persona entrevistada, así como comprobar si éstos coinciden con las dinámicas y los valores de la empresa. Por ello, es de vital importancia aquí mostrar que nuestras prioridades están claras, pero a la vez demostrar la suficiente flexibilidad como para que nuestro proyecto profesional pueda encajar con una posible carrera en la empresa. Además, si podemos hacer encajar nuestras expectativas y metas profesionales con la cultura organizacional de la empresa, seguramente causemos una buena impresión.
  • ¿Tienes cargas familiares que puedan afectar a tu rendimiento profesional?: esta pregunta podría entrar en el terreno de las cuestiones éticamente reprobables que podemos encontrarnos en una entrevista de trabajo. No estoy a favor de este tipo de preguntas; no obstante, como es algo que hoy en día nos encontraremos casi seguro en uno u otro momento, voy a intentar aconsejaros para que podáis salir del paso. En general desde las empresas realizan esta pregunta para evitar que la vida personal de los candidatos a trabajadores afecte a su rendimiento, lo cual redundaría en pérdidas para ellos. Lo mejor que podemos hacer ante una pregunta de este estilo es intentar contestar educadamente que nuestra vida personal no influye en nuestro rendimiento profesional, ya que intentamos tomar las medidas necesarias para que esto no suceda.
  • Alusión a cuestiones personales: tal y como hemos dicho en el punto anterior, las preguntas que aluden a cuestiones personales que no están estrictamente relacionadas con el puesto de trabajo al que optamos son éticamente cuestionables. Aún así, como esto puede pasar, es mejor estar preparados. Debemos recordar que no tenemos por qué facilitar información sobre nuestra vida personal que no se relacione con nuestra vida laboral. De hecho, creo que lo mejor es no entrar en explicaciones acerca de cuestiones estrictamente personales, e intentar reconducir la pregunta a cuestiones profesionales. Todo esto, eso sí, siempre con educación. Por muy poco éticos que estén siendo, lo mejor es que no perdamos las formas.
  • Discapacidad: por último, un punto que está muy relacionado al anterior. En el caso de personas con alguna discapacidad, suelen surgir dudas sobre cómo abordar el tema en las entrevistas de trabajo, si se debe comentar o es mejor esperar a que el entrevistador pregunte. Pues bien, como ya he mencionado, no tenemos por qué facilitar información al respecto que no sea estrictamente relacionada con nuestro rendimiento profesional. No tienes por qué especificar qué condición médica o discapacidad tienes, aunque sí es conveniente mencionar los problemas o dificultades que pueden surgir, así como las estrategias que tienes para poder solucionarlas. Esto último es muy importante, puesto que si demostramos  tener recursos pese a las dificultades que puedan surgir, estaremos ganando muchos puntos positivos. Ante preguntas del tipo “¿crees que tu discapacidad puede afectar negativamente a tu rendimiento en este trabajo?”, lo mejor es que contestemos sinceramente y, de nuevo, remarcando los aspectos positivos. Por ejemplo, decir que tras revisar los requisitos y las funciones que implica el puesto al que optas, sabes que puedes hacer frente a todo lo que se te demande, sin que tu discapacidad sea un obstáculo. Siempre conviene también que hayamos revisado realmente el puesto y que comprobemos que esto es así efectivamente, es decir: ser conscientes de nuestras virtudes y nuestras limitaciones, y optar a empleos para los que nos sintamos realmente capacitados (huelga decir que esto es así tengamos o no una discapacidad).

Muchas gracias por leernos. Si tenéis alguna duda, sugerencia o aportación, no dudéis en dejarnos un comentario o en escribirnos. ¡Hasta la semana que viene!

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Si además de leer, comentas...¡ERES DE 10!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.