My beautiful broken brain (Mi precioso cerebro roto)

«Llegué a casa y me fui a la cama. Me despertó un dolor de cabeza insoportable. Sentí que me moría. En estado de semiinsconciencia me di cuenta de que necesitaba ayuda. A trompicones llegué a un hotel cercano, pero no podía hablar. Después de eso, no recuerdo nada». Lotge Sodderland, una chica londinense, salió con…

Seguir leyendo