“Ser asertivo es un rollo”: ¿Algún Psicólogo en la Sala? Técnicas de Asertividad 1ªParte

En la entrega anterior de Inteligente Emocionalmente hablamos sobre asertividad.

Puedes recordarlo pinchando aquí: Asertividad 

La asertividad es la característica de las comunicaciones y comportamientos que nos permiten respetar a los demás, sin dejar de respetarnos a nosotros mismos. Un comportamiento asertivo te permite expresar lo que sientes sin herir a los demás.

Nos resulta difícil mantener comportamientos asertivos porque suponen una situación de equilibrio entre los deseos y necesidades propias y los deseos y necesidades de los demás. El equilibrio siempre es algo complejo.

Ciertamente, el mundo sería sencillo si las personas se dividieran en dos grupos: los de actitud pasiva y los de actitud agresiva. Muy fácil, unos exigen y otros ceden. Pero sencillo, en este caso, no significa digno.  Y la dignidad es un derecho, aunque se nos olvide con demasiada frecuencia.

Durante un tiempo, tuve la oportunidad de impartir talleres de habilidades sociales. En grupos de cinco o siete personas hablábamos y debatíamos sobre las destrezas sociales  y cerrábamos la sesión con una pequeña práctica. En ella, planteábamos situaciones de la vida cotidiana en las cuales podíamos entrenar nuestras habilidades, observar errores y buscar maneras de solucionarlos.

Voy a compartir contigo uno de los comentarios más frecuentes durante estas sesiones:

“¿Por qué tengo que ser asertivo con alguien que no lo es?”

La pregunta es maravillosa y nos sirve para seguir aclarando en qué consiste exactamente el comportamiento asertivo.

Entiendo la dificultad de una situación en la que intentamos tener comportamientos asertivos, pero sentimos que los demás están faltándonos al respeto.  Entiendo también que la respuesta natural es responder con agresividad a un ataque.  Entiendo que ser asertivo puede parecer un rollo al principio.

Todo esto hace que quiera compartir contigo TRES IDEAS importantes:

1. El comportamiento asertivo no es algo que se haga por los demás.

No es un regalo, lo hacemos por nosotros y para nosotros.  Intentamos tener comportamientos asertivos porque son beneficiosos para nosotros mismos.  A veces, los demás no lo intentan, pero el daño se lo hacen a sí mismos.

2. El comportamiento asertivo no significa ser un repipi de formas políticamente correctas.

Es frecuente que los ejemplos que encontramos y utilizamos para hablar de comportamiento asertivo pequen de poco espontáneos y un tanto artificiales. Al final, uno acaba con la idea de que si quiere ser asertivo tiene que expresarse con frases como “Por favor, si no fuera mucha molestia para ti en este momento, me gustaría disfrutar de mi derecho a la libre expresión. Muchas gracias.” u otro tipo de cosas extrañas que me encuentro por ahí y la verdad, me asustan un poco.

No tiene nada que ver con eso. Si eres un poco repipi, puedes ser un repipi con un comportamiento asertivo, pero no es una condición necesaria.

Se buscan ejemplos claros a nivel didáctico, pero todos sabemos que en la realidad todo es mucho más complejo.  

La asertividad tiene mucho que ver con reflexionar sobre uno mismo, no esperes encontrar una guía que te diga lo que debes hacer o decir en cada momento. Si la encuentras, huye.

Reflexiona sobre tus emociones, sobre cómo te expresas e intenta cambiar poco a poco aquello que no te convenza para poder sentirte mejor.

3. La respuesta asertiva no siempre es la mejor opción.

Esto es ya rizar el rizo… es difícil, no es la respuesta natural, hay que esforzarse, no siempre te saldrá bien y encima, no siempre es la mejor opción.

En principio, quédate con que en la mayoría de las situaciones sí lo es. Más adelante volveremos sobre esto para ver a qué nos referimos exactamente y cuáles son las posibles excepciones.

Consciente de la complejidad de todo esto, el vídeo de hoy trae un par de técnicas de asertividad. Son muy sencillas y seguro que te servirán a modo de truco en alguna situación complicada.

 Sí, usar trucos es asertivo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *