El Apego: ¿Algún Psicólogo en la Sala?

Todo el mundo sabe que los niños forman un vínculo especial con sus cuidadores. De hecho, probablemente os hayáis dado cuenta de que normalmente suelen encariñarse y tomar como referencia a una persona en concreto. Pues bien, esto tiene una explicación psicológica: el apego.

El apego es el vínculo emocional y afectivo que, generándose en la infancia, une al recién nacido con su cuidador principal, quien suele ser un progenitor. A esta persona se la conoce como figura de apego. Para que la relación de apego exista, el progenitor debe ser consciente de las demandas del niño y mostrarse accesible y receptivo. Si esto se cumple, el niño se desarrollará afectiva y emocionalmente, sintiéndose seguro para explorar el mundo que le rodea. En cambio, si hay algún problema con el vínculo o éste se rompe, esto puede traer consecuencias perjudiciales a largo plazo.

Los problemas relacionados con el apego en la primera infancia pueden ser causa de numerosos desórdenes, que pueden llegar incluso a condicionar a la persona en su vida adulta. Por tanto, y dada la importancia que el apego tiene en todas las etapas del ciclo vital, considero que todo el mundo debería aprender sobre él, al menos las nociones básicas.

Espero haber hecho una introducción accesible con esta entrada, y para quien quiera profundizar en el tema, le recomiendo que comience por el siguiente libro:

Bowlby, J. El apego y la pérdida, Volumen 1. Ed. Paidós (1998).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *