Consejos para la búsqueda de empleo. ¿Algún Psicólogo en la Sala?

Uno de los temas más solicitados hoy en día es la orientación en la búsqueda de empleo. Los cambios en las formas de comunicación, en el mercado laboral y la implementación de las nuevas tecnologías pueden dificultar la labor de aquellos que emprenden una búsqueda activa de empleo.

La entrada de hoy pretende ser una reflexión acerca del proceso de búsqueda de empleo, y más concretamente de los errores que suelen cometerse y que debemos evitar.

No voy a centrarme en las típicas cuestiones como la preparación y el envío del currículum o cómo comportarse en la entrevista. En lugar de eso, prefiero centrarme en otros aspectos que, por mis últimas experiencias, creo que la gente tiende a olvidar y descuidar, pero resultan igualmente importantes a la hora de buscar empleo. Para ello, a continuación os presento 5 breves consejos que podéis tener en cuenta al buscar trabajo. ¡Espero que os resulten de utilidad!

CONSEJO 1: Todo cuenta

Tendemos a pensar que lo realmente importante en cuanto a la relación con la empresa se centra en torno a la entrevista: causar una buena primera impresión, defender tus conocimiento y habilidades, mostrar que eres válido para el puesto y que la empresa te necesita…

Todo esto es verdad, pero no hay que olvidar que la evaluación hacia nosotros trasciende más allá de la entrevista: todo contacto con la empresa puede ser crucial para nuestra contratación o nuestro futuro en la misma. Por ello, no debemos descuidar las formas una vez haya pasado la entrevista; y sobre todo, si nos comunican que hemos sido seleccionados no debemos bajar la guardia. Toda comunicación puede servir a la empresa para evaluarnos, y las buenas maneras son fundamentales para hacerles ver que no se han equivocado confiando en nosotros.

No quiero decir con esto que tengamos que estar continuamente pensando en que nos están analizando, pero sí creo necesario que aprendamos a cuidar las formas y a comportarnos de manera profesional.

 

CONSEJO 2: Aprender a rechazar

Este punto está relacionado con el anterior. Tan importante es comportarse de modo adecuado al aceptar un trabajo como al rechazarlo. Al fin y al cabo, puede que este trabajo en este momento concreto no nos interese, pero quizás en el futuro lo reconsideremos, o pueda surgir otra oportunidad. Por ello, es recomendable que sepamos decir que no de manera asertiva, procurando siempre dejar una puerta abierta a futuras colaboraciones.

 

CONSEJO 3: La perseverancia es clave

En la búsqueda de empleo, tan importante es la organización y sistematización como la perseverancia. Probablemente nuestra búsqueda de empleo no dé frutos de manera inmediata, y también es plausible que nos vayamos a enfrentar a desilusiones y desengaños. Por ello, es importante que aprendamos a ser resilientes, y que consigamos la motivación para seguir adelante en esta tarea tan ardua y a veces tan deprimente que es la búsqueda de empleo.

Debemos plantearnos la búsqueda de empleo como una carrera de fondo: buscar empleo metódicamente, pero reservando energía, pues será un proceso más o menos largo y de nada valdrá agotarnos la primera semana de búsqueda.

 

CONSEJO 4: Aprender de nuestros errores.

El autoanálisis es una faceta muy importante en la búsqueda de un trabajo, y es algo que poca gente practica, al menos de manera consciente. Tan importante es tener claras nuestras prioridades a la hora de encontrar un trabajo, como saber cuáles son nuestros puntos débiles y cuáles son los fuertes.

Relacionado con esto, todos podemos llegar a una entrevista de trabajo en la que nos encontramos perdidos, inseguros, no sabemos qué decir… o bien pensamos que lo hemos hecho todo correctamente y luego nos informan de que no hemos sido seleccionados. En estos casos, en lugar de frustrarnos o sentir vergüenza, un comportamiento constructivo podría ser preguntar, siempre de manera asertiva, qué aspectos cree el entrevistador que podemos mejorar de cara a futuras entrevistas: ya sean actitudes, respuestas a preguntas, formación o experiencia de la que carecemos… al entrevistador probablemente no le cueste mucho darnos una respuesta que para nosotros puede resultar esclarecedora, por haber pasado por alto algunos requisitos necesarios para superar la entrevista.

 

CONSEJO 5: proporciona tu toque personal

Hoy en día se habla mucho de conceptos como la “marca personal”. Lo cierto es que proyectar una imagen única y distintiva puede ser un rasgo positivo a la hora de buscar trabajo, siempre dentro de unos límites.

Personalizar nuestro currículum, ser nosotros mismos en la entrevista, mencionar un hobby o una habilidad distintiva que resulte en cierto modo relevante para el trabajo al que aspiramos puede hacer que nos quedemos en la mente del entrevistador, y que eso juegue a nuestro favor en el momento de tomar la decisión sobre la contratación.

No obstante, conviene no exagerar, no resultar extravagante y respetar la máxima de “menos es más”. Al fin y al cabo, queremos destacar de manera positiva.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *